Cantagallo

por j.polo.s - 2013

Tú estas dentro de mi ser,
¡oh pueblo de Cantagallo!:
eres mi vida más dulce,
eres mi sueño más alto,
eres la dicha infinita
de mis más dichosos años.
..........................
Tu paz serena y humilde,
la belleza de tus campos,
el esplendor de tu cielo,
tus hijos hospitalarios,
..........................
¡Siempre la dicha vive
en mi pueblo y en sus campos!
Cantagallo eres una azada,
eres luz, color, un cuadro ...
¡Eres la gaita sonora
en el Cañito tocando!
Patrón.
Virgen del
Rosario
Curvas nivel,
caminos y
nombres.

Rutas:

Cantagallo 1.
Poeta cantagallino Ángel Blázquez Matas:
Violetas Montañesas -Cantagallo-, Salamanca 1977, ISBN 84-400-4147-0.
         Etimología:

         No parece tener nada que ver con gallos o su canto, y apunta más bien a raíces prerromanas.
         Se divide en dos CANTA y GALLO:
     · CANTA, para unos proviene de la voz prerromana KANTO, "piedra, roca, guijarro, ribera pedregosa" (Corominas) y, para otros, tiene origen céltico, de acuerdo con el indoeuropeo KAN-THO-, "rincón, cantón, límite, frontera" (Pokorny). Sería como derivarlo de canto como piedra (DRAE-8. Trozo de piedra.) o canto como ángulo, chaflán (DRAE-(Del lat. cantus, llanta de metal de una rueda, voz de or. celta). m. Extremidad o lado de cualquier parte o sitio. || 2. Extremidad, punta, esquina o remate de algo.).
      · GALLO, vendría de la raíz celta KAL(L)IO "piedra".
        Así tendríamos dos posibilidades:
      - "piedra + piedra", tautología muy frecuente en toponimia. Postura oficial del Ayuntamiento.
      - "rincón + piedra", escalón en la piedra, hueco en la montaña, frontera de piedra.
A pesar de los indicios, no podemos estar seguros al 100% de su significado.
          Según el cronista bejarano D. Juan Muñoz García, Cantagallo fue fundado por los celtas o celtíberos y su etimología proviene de la unión de dos palabras ( canta - pueblo - y gaio o gayo - bonito -) cuyo significado sería "pueblo bonito". Posteriormente con la colonización romana el nombre tomó la forma actual que da a entender el canto de esos hermosos animales, los gallos, tan frecuentes en otras épocas y que aún puede escucharse en este humilde pueblo.
         Está situado a 5 km al sur de Bejar en la carretera N630 (Gijón-Sevilla).
         Es tierra de frontera: Castilla/León, Extremadura/Castilla y León, Tajo/Duero, Salamanca/Cáceres, ....

         Cantagallo, pequeña aldea a 932m sobre el nivel del mar, en las estribaciones de la Sierra de Béjar, vertiente izquierda del río Cuerpo de Hombre, cuenca del Tajo. Próximo a una de las vías naturales de paso del Sistema Central utilizada desde tiempos prehistóricos, la calzada de la Plata, llamada de "Quinea o Guinea" en el medievo.

         Parece razonable pensar que siempre ha sido un asentamiento, pueblo, aldea modesta; la vegetación es abundante y rica; posee gran cantidad de agua; es cultivable; su altitud no es excesiva, fresco en verano y pocas nieves en invierno; accesos relativamente fáciles por el norte y el sur pero dificultosos, aunque practicables, por el este y el oeste; se encuentra en un "llano", escalón o hueco de la montaña; su término municipal se inicia en la ribera derecha del río Cuerpo de Hombre, incluyendo un tramo de la Vía de la Plata, a unos 660m y termina en Peña Negra a 1637m -casi 1000m de desnivel-; el pueblo está entre la vía del ferrocarril, abandonada, a 900m y el paraje de El Cañito a 960m; en verano, marca el límite o frontera entre el frescor de la montaña y la calor de la meseta extremeña;....

         Durante el siglo XII la zona, situada en tierra de nadie, pasa a formar parte del reino de Castilla. En su testamento, Alfonso VII el Emperador (1105-1157), divide el reino entre sus dos hijos: Sancho hereda Castilla y Fernando León. La frontera entre ambos reinos es la calzada de Quinea o Guinea. Como consecuencia de ello, Cantagallo se convierte en tierra de frontera entre Castilla y León.

         Para evitar conflictos con el vecino reino de León, se modifica la ruta tradicional romana haciendola pasar por Cantagallo hacía Béjar, convirtiendo a ésta en una plaza fuerte que, con el tiempo, llegará a convertirse en un importante ducado. Así, el pequeño núcleo semidespoblado de Béjar comienza a adquirir importancia y es repoblada hacía 1180 por Alfonso VIII, quien la muralla.
El tráfico de mercancías pasa de Navarredonda hacía Béjar. Este proceso mercantil tendrá su auge con las ferias del siglo XIV.

Para cualquier aportación o sugerencia jpos0002@encina.pntic.mec.es