<=  San Gregorio Nacianceno

por j.polo.s - 2013

 
        La iglesia católica celebra el 2 de enero a San Basilio Magno y a San Gregorio Nacianceno, Obispos y Doctores de la Iglesia. Basilio (330-379) fue obispo de su ciudad natal, Cesarea de Capadocia, luchador contra los arrianos y escritor notable. Gregorio (330-390?) fue obispo de Constantinopla, gran teólogo por su doctrina y elocuencia.
        Muchos pueblos de España tienen por patrón a San Gregorio Nacianceno que se celebra tradicionalmente el 9 de mayo. Entre ellos se encuentra Cantagallo cuya Iglesia tuvo su nombre y, posteriormente, pasó a la tutela de Nuestra Señora la Virgen del Rosario.

        Le tocó vivir en un siglo tormentoso, cambiante,..., en crisis permanente. El poder civil y religioso están unidos; no se concibe un estado sin una religión oficial; el emperador es el Pontífice Máximo.
        El siglo IV "comenzó" con el emperador Diocleciano dividiendo el imperio entre Oriente y Occidente (año 285) y publicando en el 303 un edicto de persecución contra los cristianos.
        En el 313 el nuevo emperador Constantino publica el edicto de Milán, concediendo la libertad religiosa y equiparando al Dios cristiano con el resto de dioses del imperio.

        Las luchas internas en la Iglesia, con diversas interpretaciones de las escrituras, provoca que Constantino convoque el concilio de Nicea en el 325. Éste concilio no aminoró los enfrentamientos internos y externos (excomuniones, destierros,...). En el 380 Teodosio I, emperador de oriente, establece al cristianismo como la religión del estado y, para aclarar la situación doctrinal, convoca el concilio de Constantinopla en el 381. Aquí, en Constantinopla (hoy Estambul - Turquía), encontramos a Gregorio de Nacianzo como obispo de la ciudad y presidente del concilio. Las discusiones debieron ser tan acaloradas y difíciles que, a mitad del mismo, presenta su dimisión y se retira a su país natal. La falta de acuerdo entre los obispos hace que como sucesor se nombre a un funcionario, laico no bautizado, para llevar hasta el final el concilio.
        Básicamente, en el concilio de Nicea se dilucida que el Hijo es Dios y Hombre y en el de Constantinopla que el Espíritu Santo es Dios junto al Padre y al Hijo. Juntos establecen el credo de Nicea-Constantinopla que se reza habitualmente en las iglesias y cuya redacción, según lo expuesto anteriormente, costó sangre, sudor y lágrimas.

        San Gregorio Nacianceno (329 - 25 de enero del 389), hijo del obispo Gregorio, de Nacianzo de Capadocia, fue acaso el mayor orador de su tiempo. Educado por su santa madre Nonna, frecuentó las mejores escuelas de aquella época, en Cesárea, Alejandría y Atenas; recibió el bautismo, fue presbítero y obispo auxiliar de su padre, se retiró varias veces a la soledad monástica y, nombrado obispo de Constantinopla, renunció y vivió en su país natal desde el 381 hasta su muerte. Destaca como defensor a ultranza de la Trinidad de Dios. Se hizo famoso sobre todo por sus Oraciones; entre ellas, las cinco teológicas sobre la unidad y trinidad de Dios que le merecieron el nombre de Teólogo. Dejó 45 oraciones, 243 cartas y 507 poemas.

        En Atenas estudió con su paisano San Basilio el Grande arzobispo de Cesárea de Capadocia y Exarca de las diócesis del Ponto. También, tuvo por condiscípulo en esta Universidad a Juliano el Apóstata (emperador desde finales del 361 a mediados del 363). Al terminar su educación, enseñó retórica en Atenas por un breve período. En el año 361, Gregorio regresa a Nacianzo y es ordenado presbítero (sacerdote). Pasa un tiempo en la zona rural con Basilio practicando el ascetismo. Regresa para cuidar de las parroquias cristianas en Nacianzo. Después Basilio le hace Obispo de Sasima.
        En el 378, el Concilio de Antioquía pide a Gregorio que vaya a Constantinopla como obispo, ya que el anterior ha muerto. Con el consentimiento de Basilio, Gregorio accede.
        En el año 379, la noche previa a la Pascua, una muchedumbre de herejes armados quemaron la iglesia donde oficiaba Gregorio durante los servicios de adoración, hiriendo a Gregorio y matando a otro obispo. En el 381 renuncia y se retira a su país natal.

        Muere el 25 de enero del 389, su cuerpo fue sepultado en Nacianzo. Sus reliquias fueron transferidas a Constantinopla en el año 950, a la iglesia de los Santos Apóstoles. Parte de las reliquias fueron llevadas a Roma posteriormente, y el 27 de noviembre de 2004, esas reliquias fueron devueltas a Estambul por el papa Juan Pablo II (en la ciudad del Vaticano permanece una pequeña porción de dichas reliquias).

        Es honrado como santo y Doctor por la Iglesia Católica. También es un santo en gran estima de la Iglesia Ortodoxa en la cual tiene el título de Teólogo, que comparte con Juan el Apóstol, igualmente conocido como Juan el Teólogo. Es muy citado por los teólogos de la Iglesia Ortodoxa y se le tiene en alta estima como defensor de la fe cristiana.