Para este juego se necesitan dos palos, uno más largo, el que golpea y otro más pequeño u afilado por las dos puntas, que va a ser golpeado.

El/la jugador que tiene el turno coloca el palo pequeño en el suelo, con el palo grande lo golpea para que se eleve un una vez en el aire lo vuelve a golpear con el palo largo para lanzarlo lo más lejos posible.

En el lugar donde cae se hace una marca, y siguen tirando los demás jugadores / as. Al final gana el que lanzó más lejos. Se pierde el turno si se falla un número de veces acordado al principio del juego.