El objetivo del juego es acertar a colar unas pequeñas fichas metálicas en los diferentes agujeros de una mesa, también metálica que tiene como personaje principal una rana con la boca abierta.

Las puntuaciones varían en función del agujero en el que se cuele la ficha, siendo la máxima puntuación cuando se cuela en la rana.

La posesión de una mesa de estas características, no siempre resulta imprescindible.

La fabricación de “ranas” por los alumnos / as es una actividad muy sencilla que  puede lograr el mismo objetivo.

El dibujo es cortesía de J. Antonio Martínez Lista