Para jugar a Pinto pinto, se colocan las manos encima de la mesa, con las palmas hacia abajo. El jugador/a que hace de “madre canta la canción a la vez que pellizca suavemente los dorsos de las manos de manera consecutiva. Cuando la canción acaba en una mano, el jugador/a la esconde debajo de la mesa y continúa el juego hasta que todos los jugadores / as han sido eliminados / as. El último/a hace de madre en la siguiente partida.

Al finalizar la partida, el que quedó el último, coloca su mano encima de la mesa, el penúltimo su mano sobre la de éste, y así sucesivamente hasta que todas las mano están colocadas, entonces el primero, saca su mano de debajo y la coloca encima, y así sucesivamente, debiendo hacerse todo lo deprisa que se pueda.