Los dos equipos se sitúan como posición de partida en cada pared (madre), tocándola.

La pared constituye un generador de “energía” de forma que un jugador/a a l salir está cargado al máximo y puede coger a jugadores contrarios que hayan salido antes que él / ella, porque tienen menos “marro”.

Los jugadores tocados pasan a la cárcel en la madre del equipo contrario, pudiendo ser liberados por compañeros/as de equipo, que evitarán, lógicamente, ser tocados por rivales con más “marro”.

Los jugadores / as de cada equipo se recargan cuando tocan su madre.

Los jugadores liberados deben correr hacia su madre para recargarse, en esa circunstancia no pueden ser cogidos.

Gana el equipo que consigue apresar a todos / as los contrarios / as.

Los equipo no deben ser muy numerosos.