“La rayuela se juega con una piedrecita que hay que empujar con la punta del zapato. Ingredientes: una acera, una piedrecita, un zapato y un bello dibujo con tiza, preferentemente de colores. En lo alto está el Cielo, abajo está la Tierra, es muy difícil llegar con la piedrecita al cielo, casi siempre se calcula mal y la piedra sale del dibujo. Poco a poco, sin embargo, se va adquiriendo la habilidad necesaria para salvar las diferentes casillas y un día se aprende a salir de la Tierra y remontar la piedrecita hasta el Cielo, hasta entrar en el Cielo, lo malo es que justamente a esa altura, cuando nadie ha aprendido a remontar la piedrecita hasta el Cielo, se acaba de golpe la infancia y se cae en las novelas, en la angustia al divino cohete, en la especulación de otro Cielo al que también hay que aprender a llegar. Y porque se ha salido de la infancia se olvida que para llegar al Cielo, se necesitan, como ingredientes, una piedrecita y la punta de un zapato.”

(Julio Cortázar: “Rayuela”)

 

Cada jugador/a aporta su propia teja (piedra).

Los jugadores / as sortean el orden para empezar.

Hay una forma de hacerlo usando el propio juego.

Se colocan de espaldas y lanzan por turno por encima de la cabeza la piedra, empieza el que consiga que su piedra caiga en la casilla más alta.

El/la que empieza, lanza su piedra al 1, y a continuación, sin pisar en la casilla del 1, salta a la pata coja en el 2 y en el 3, pudiendo apoyar los dos pies, uno en el 4 y otro en el 5, sigue a la pata coja en el 6 y vuelve a apoyar los dos en el 7 y 8. Salta, da media vuelta y recorre el camino inverso.

Al llega al 1, recoge la piedra, y salta sin pisar dentro. El recorrido ha de hacerse sin pisar raya y sin apoyar los dos pies en las casillas prohibidas.

Si se realiza sin falta se vuelve a lanzar la piedra a la siguiente casilla, y así sucesivamente hasta completar el circuito. Si se comete falta pasa el turno al jugador/a siguiente.

En las siguientes rondas, se pueden poner dificultades añadidas.

Sin hablar, sin reír, cantando, etc.