Aunque el juego de los bolos, merecería por sí mismo una tesis, se refleja aquí, unas reglas básicas para jugar con niños / as.

Se llama “bolo” al objeto que hay que derribar, generalmente alargado. (Pueden valer botellas medio llenas de arena), se suele derribar con una pelota o bola, que se lanza con la mano.

La colocación y número de los bolos puede variar, siendo 10 el número más frecuente, y en triángulo, su colocación.

Se puede variar también la distancia a la que se tira, y el número de veces que se puede tirar.

Se puntúa cuando se consigue derribar algún bolo.

Este juego ha originado numerosos deportes con el mismo nombre