1. La importancia del cuento en la vida de los niños y niñas

Los cuentos estimulan la fantasía y la imaginación del niño/a y abanico de posibilidades abren un que aumentan su pequeña experiencia.

El cuento acercará al niño/a a la lectura, un niño/a que se haya aficionado desde pequeño/a a los cuentos tendrá un mayor interés por descifrar lo que dicen los libros. De su entusiasmo y placer nacerá su amor por la Literatura.

Es muy importante contar cuentos a los niños/as desde muy temprana edad ya que:

- Se establece una buena relación afectiva entre padres, madres e hijos/as.

- Estimula el desarrollo de su incipiente lenguaje oral.

- El niño/a puede leer las imágenes de un cuento, expresando lo que ve, interpretando los distintos elementos de las imágenes, haciendo hipótesis de lo que puede suceder después, etc. como paso previo a toda lectura comprensiva de un texto.

- El niño/a se identifica con los problemas de los personajes de los cuentos y encuentra en ellos la solución a sus conflictos.

- El relato de cuentos favorece el conocimiento espacio-temporal, dónde sucede, en qué lugar, qué sucede antes, qué sucedes después, etc.

- En definitiva, escuchar, mirar, leer cuentos acercará al niño/a al lenguaje escrito.

  1. El cuento oral.

Podemos hablar de cuento oral cuando se transmite de generación en generación a través de la lengua hablada. Dentro del cuento oral existen varias clases:

  • Cuentos mínimos: Ejemplo:

" Este es el cuento de la banasta

y con esto basta que basta"

  • Cuentos de nunca acabar: Ejemplo:

"Este era un gato

con las orejas de trapo

y la barriga al revés.

¿Quieres que te lo cuente otra vez?

  • Cuentos acumulativos: Ejemplo:

" Este es la bota

que buen vino porta

de Cádiz a Rota.

Este es el tapón...

  • Cuentos de animales: " El patito feo", "Los siete cabritillos"...
  • Cuentos maravillosos: " Cenicienta", "La bella durmiente"...
  1. El cuento impreso.

Hablamos de cuento impreso cuando se transmite a través de la lengua escrita o mediante imágenes en un determinado formato o libro. Hay diferentes tipos de cuentos impresos:

  • Cuentos de trapo, plástico,...
  • Cuentos móviles.
  • Cuentos de imágenes.
  • Cuentos con letra.

Debemos añadir que además de la importancia del contenido de los cuentos, estos deben presentar unas características físicas adecuadas, para lograr el éxito de los mismos:

  • Formato fácil de manejar por el niño/a.
  • Papel agradable al tacto.
  • Buenas ilustraciones, con colorido y sencillez.
  1. ¿Cómo acercar los cuentos a los niños/as?

Si nos referimos al cuento oral el acercamiento debe hacerse de un modo progresivo, empezando por contar:

  1. Cuentos mínimos
  2. Cuentos de nunca acabar
  3. Cuentos acumulativos
  4. Cuentos de animales
  5. Cuentos maravillosos

Siguiendo siempre este orden.

Tratándose el cuento impreso o escrito, comenzaremos por

  1. Los que puede ver, tocar, chupar, oler ( son los cuentos de tela, plástico, etc.)
  2. Pasaremos a los cuentos móviles
  3. Cuentos de hojas duras y plastificadas
  4. Cuentos de hojas normales con o sin texto.
  1. Actitud del niño/a ante los cuentos.

Si queremos que el niño/a valore los cuentos debemos ser nosotros, padres, madres y educadores/as quienes les enseñemos cómo usarlos; es decir crear unos determinados hábitos ante los cuentos. Así por ejemplo nos acostumbraremos a:

  • Tener las manos limpias antes de utilizar un cuento.
  • Tratarlos con cuidado para que no se deterioren.
  • No escribir en ellos.
  • Buscar un lugar tranquilo y acogedor para leerlos.
  • Buscar un lugar adecuado para colocarlos.
  1. Guía para padres y madres

La lectura de cuentos en el hogar puede ser una buena ayuda para desarrollar y mejorar la expresión lingüística del niño/a.

Numerosos estudios ponen de manifiesto la importancia de la conversación individual con el niño/a para adquirir un código lingüístico adecuado. En estas conversaciones el adulto ha de servir de guía, de estímulo y de ejemplo a las expresiones del niño/a. En la escuela se dedica mucho tiempo a las conversaciones en gran grupo, en donde cada niño/a puede escuchar y ser escuchado, pero se carece del tiempo suficiente para ese contacto directo con cada alumno/a, es por esto que la colaboración de las familias es básico y fundamental en el desarrollo de la comunicación de los niños/as.

Nuestro propósito será pues orientar a las familias, darles pautas para que el diálogo con sus hijos/as sea lo más fructífero posible, y por lo tanto aprovechar la lectura de cuentos para realizar a partir de ellos otras actividades que repercuten en el desarrollo del lenguaje en sus distintos niveles:

  • Nivel semántico (Vocabulario)
  • Nivel morfosintáctico.( este nivel se trabajará en la escuela)
  • Nivel fonológico. (Pronunciación)
  • Discurso narrativo. (Contar experiencias, cuentos...)

Actividades que favorecen la ampliación del vocabulario.

Los niños/as pequeños tienen dificultad en nombrar acciones (verbos) y características de los objetos y personas (adjetivos); por lo tanto Vd. puede:

- Preguntar al niño/a que hacen los personajes del cuento en cada lámina (salta, corre, coge flores, se abrazan, etc. ) dígaselo si no lo sabe y pregunteselo después.

- Pídale que señale objetos ( flores, árboles, trenzas, caperuza, etc.)

- Pídale que describa cómo son los objetos y los personajes ( grande, bonito, alegre, valiente, etc.)

- Deje que el niño/a le pregunte dónde están los objetos ( encima, lejos, arriba, a la derecha, etc.)

Este tipo de actividades son importantes porque ayudan al niño/a a reflexionar sobre nombres, acciones, y cualidades de los objetos y hará un gran esfuerzo por poner en práctica sus conocimientos.

Actividades que favorecen la estructura morfosintáctica:

Se trabajaran en la escuela.

Actividades que mejoran la pronunciación:

La tradición oral es rica en retahílas, trabalenguas, adivinanzas, juegos, etc. que basándose en rimas, repeticiones y onomatopeyas hacen que el niño/a interiorice y aprenda los distintos sonidos de nuestra lengua.

- Aprender trabalenguas.

- Repetir dichos en diferentes situaciones.

- Aprender y repetir adivinanzas.

- Aprender canciones con ecolalias ( se repite la última sílaba de cada estrofa, por ejemplo : Debajo de un botón, ton, ton.

que encontró Martín, tin,tin, (etc.)

Actividades que favorecen el discurso narrativo:

Todo cuento o narración tiene básicamente tres partes: unos protagonistas en un lugar y un tiempo; unas aventuras o acciones que les suceden y un final o modo en el que se resuelven. Hacer conscientes a los niños/as de estas tres fases a través de preguntas les servirán para aprender a relatar sus propias experiencias, a contar cuentos, en definitiva a expresarse mejor.

- Debe hacer preguntas referidas al espacio, al tiempo y a los personajes:

¿Dónde sucede la historia?

¿ En qué situación y circunstancias?

¿ En qué tiempo sucede la historia?

¿Cuándo sucede?

¿ Qué es lo que caracteriza a los personajes?

¿Cuáles son sus atributos?

¿En qué se parecen o diferencian los personajes?

También se deben hacer preguntas referidas al desarrollo de los acontecimientos y a la solución final de la narración:

Es frecuente que los niños/as asocien situaciones de los cuentos con hechos reales vividos por ellos/as, déjeles hablar y anímeles a que se expresen mejor, a que narren su experiencia con la mayor riqueza de detalles, añada nuevas palabras, etc. no olvide que el lenguaje se aprende imitando, escuchando y hablando.

Por último les damos unas pequeñas pautas para poner en práctica estas y otras muchas actividades que Vd. irá descubriendo:

Antes de contar un cuento a su hijo/a, Vd. debe conocerlo previamente, de este modo estará más implicado en el arte de contar cuentos.

  • Debe tener previsto un lugar acogedor, con un clima afectivo y sin prisas.
  • Comenzar el cuento con una retahíla de entrada:

"Hace muchísimos años..."

" Érase una vez..."

" Había una vez..."

" En un país muy lejano..."

  • Para que el cuento adquiera toda su dimensión debe accionar con las manos, gesticular con la cara, cambiar el tono de voz cuando hablan los personajes, utilizar sonidos onomatopéyicos (¡zas! ¡pon, pon!....)

  • Invitar al niño/a a que repita los sonidos, las preguntas que se repiten, etc..
  • Acabar los cuentos con un final feliz y con una retahíla:

" ...Y colorín colorado este cuento se ha acabado"

"... Y fueron felices y comieron perdices"

  • Cuando se acaba la narración del cuento ( y no necesariamente nada más acabarlo) debemos hablar con el niño/a de lo que ha escuchado. Preguntas como dónde sucedió, qué pasó, cómo solucionó el problema, etc.
  • También puede aprovechar el cuento para realizar otras actividades que se le ocurran. Nosotros/as le daremos algunas sugerencias a propósito de cada cuento.

atrás