Para jugar al hinque se necesita un palo afilado por los dos lados. Otros objetos (limas sin mango, destornilladores, etc) también sirven, pero son más peligrosos. Como en otros muchos juegos, hay varias maneras de jugar, yo voy a reseñar tres, que son las que jugaba de pequeña (yo tuve tres hermanos). Excuso decir que se necesita un terreno arenoso o con barro.

PRIMERA: El primer jugador/a tira. Si hinca el palo, los demás tienen que intentar sacarlo, si no, cede su puesto al siguiente, repitiéndose la situación.

SEGUNDA: Los jugadores diseñan un circuito en el que alternan hasta tres figuras geométricas (círculo, triángulo, rectángulo), separadas entre sí 0,5 m. Se marca una línea de salida y un turno que se establece lanzando y clavando lo más cera posible de la línea.  En la primera ronda se debe hincar el palo dentro de cada figura a la ida y a la vuelta, en las sucesivas rondas sólo se puede hincar en la figura que se diga. Si una jugador/a falla, pierde el turno y permanece dónde falló.

TERCERA: Esta modalidad es para dos jugadores / as, se marca un rectángulo de 2 m x 1 m, con una línea central. Cuando le toca el turno a un/a jugador/a debe intentar clavar en el campo contrario, si lo consigue, traza una línea que pase por el punto de hinque hasta la línea central, y se anexiona ese terreno. Mientras siga clavando ( no falle) dentro del terreno contrario, sigue tirando, Cuando falle cede su turno al contrario/a que intentará hacer lo propio. ( en el anexo se ven los diseños)