Los jugadores / as se reparten en dos equipos del mismo número de jugadores / as. El juego consiste en que entre los jugadores / as del mismo equipo consigan hacer diez pases, sin que la pelota caiga al suelo ni sea tocada por un jugador/a del equipo contrario.

Los jugadores / as no pueden arrancarse la pelota de las manos, ni, por supuesto, agredirse de ningún modo.Cada vez que la pelota toca el suelo, la recupera el equipo contrario.Cada vez que un jugador/a intercepta una pelota, la recupera para su equipo.Se contabilizan en voz alta los pases, y cada vez que se pierde la pelota, se vuelve a empezar.

Para conseguir modificar la participación, se puede limitar la devolución del pasa, el número de jugadores / as mínimo que tiene que tocar la pelota,  la ubicación del que recibe el último pase, etc..